• No products in the cart.
PRUÉBALO GRATIS

Rellena el formulario para reservar una clase de prueba gratis para cualquier actividad que ofrecemos, en la mejor ubicación para ti.


SÍGUENOS

Testimonio de Sensei Paula. Llegar a ser Sensei.

2019 ha sido un año con muchos retos, trabajo y dedicación.  Se han incorporado muchos alumnos nuevos en las tres escuelas Mugendo, Santa Cruz de Tenerife y La Laguna.  Unos pocos alumnos han conseguido su cinturón negro y algunos otros su primer Dan.

Queremos felicitarlos a todos por su esfuerzo, pero hay un momento que queremos destacar sobre todos los demás.

 

 

El 26 de enero del 2019, la hasta ese momento Sempai Paula Jiménez, directora del club Mugendo de La Laguna, se examina de su cinturón negro 3 Dan y logra su grado de Sensei. Aquí comparte ella sus pensamientos y sentimientos de cómo llegó a cumplir este sueño.

 

“Alcanzando metas que jamás pensé llegar a alcanzar… ese es el resumen de llegar a ser Sensei. Hace poco más de 10 años que comencé a practicar Mugendo, primero como curiosidad por la Defensa personal, y poco tiempo después me di cuenta que era mucho más que lo que estaba buscando a priori.

Desde el inicio, me puse muchísimas trabas y limites, y poco a poco fui dándome cuenta que los superaba una y otra vez, mi primer campeonato, mi primera clase como instructora, la primera vez que me subí a un rin…, hasta llegar a lo que hoy en día soy… Sensei, 10 años sin parar de entrenar y por fin llegó el momento de demostrar no sólo lo que quería el grado de Sensei sino que además era merecedora de ello, tras 5 meses de entreno al máximo, con muchas inseguridades, decisiones determinantes y piedras en el camino llegó el gran día, en esta ocasión sintiendo mayor responsabilidad que cualquiera de las anteriores, los ojos de muchísimas personas puestas en mí y lo más importante la confianza incondicional que todos mis alumnos y por supuesto de mi Sensei, quienes en ningún momento dudaron de mi a pesar de los altibajos que se dieron en el camino, cualquier entreno y esfuerzo eran pocos para este gran reto.

Finalmente, he logrado mi objetivo, muy muy orgullosa de ello, pero sobretodo aprendiendo una vez más que las barreras las pone uno mismo, que las pequeñas metas a corto plazo son importantes, pero que no hay que dejar nunca de mirar a esas grandes metas que un día fueron un sueño, pero que se convirtieron en retos como es este caso, en el cual, jamás me había imaginado llegar a cinturón negro, Sempai y mucho menos Sensei. Hace tan sólo 10 años y que hoy en día puedo decir con la cabeza bien alta que lo he logrado.”

 

Aquí os dejamos el video del examen de Sensei Paula: