Blog Mugendo Tenerife

Testimonio examen privado.

08/11/2016

En Mugendo Tenerife tienes también la posibilidad de realizar exámenes privados. A continuación una alumna de la escuela Mugendo San Clemente nos detalla su experiencia.

 

examenes-noviembre-2016-mugendo-tenerife

 

Alumna:

La experiencia de haber realizado un examen privado ha sido realmente satisfactoria. En primer lugar, porque supone un reto personal tanto a nivel físico como emocional, la sensación de correr en solitario hacia la meta sin otro referente con el que poder compararte te lleva a mantener una motivación absolutamente intrínseca, quieres ante todo demostrarte a ti mismo que puedes llegar hasta el final  y que tirar la toalla, aunque pueda parecer una opción en todo momento, en el fondo ni te la planteas ya que sólo deseas superarte.

Por otro lado, creo que el nivel de exigencia tanto técnico como físico es superior, no te examinas con tus compañeros, los cuales siempre pueden ayudarte con algún consejo o indicación. Éstos incluso te echan un cable, cuando ni siquiera se dan cuenta,  simplemente ejecutando antes que tú una técnica que no recuerdas bien y o sirviéndote de ejemplo a la hora de llevarla a la práctica. En el examen privado, tal y como dije antes, tú eres tu propio referente.

En lo que se refiere al aspecto emocional, ambos exámenes tienen puntos positivos. En el examen grupal resulta muy satisfactorio alcanzar la meta con tus compañeros, llegar junto a aquellos que empezaron esta andadura junto a ti y ahora, luchan contigo codo con codo por progresar, es realmente fantástico obtener este logro juntos. También son un apoyo cuando crees que no puedes hacer más flexiones de examen y al mirar a tu alrededor les ves no rendirse y sientes que no puedes ser menos, si ellos lo hacen tú también, hay que llegar juntos  hasta el final. No obstante, el examen privado lleva más al límite tus capacidades y es ahí  donde nace la verdadera motivación, aquella que te hace seguir por ti mismo, porque quieres lograrlo a toda costa sin tan siquiera pensar en el cinturón, el reconocimiento o todos los condicionantes externos que conlleva (desde fardar con tus amigos hasta decírselo con orgullo a la abuela), lo haces porque quieres demostrarte a ti mismo de lo que eres capaz y sientes que puedes poner el límite realmente donde quieras. Depende ti.

En fin, ¡menudo testamento! Lo cierto es que mi exposición se puede resumir en una frase: “el examen privado es una dura prueba de superación personal pero ante todo es una experiencia muy gratificante”.

 

Si decides optar al final por un examen privado infórmate en tu Club.

 

Pide hoy mismo tu clase de prueba gratuita en las escuelas Mugendo Tenerife



Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On Youtube