Blog Mugendo Tenerife

MUGENDO MARTIAL ARTS, PROGRAMA MUGENKIDS: ¿CÓMO ENSEÑAR A LOS NIÑOS A SER SINCEROS?

La mentira crea un ambiente de desconfianza en la familia y amigos del niño. Por eso, es de vital y suma importancia educar a los niños, desde muy pequeños, en la sinceridad y en la franqueza.
No es suficiente, sólo darles consejos y ejemplos. Debemos conseguir que desprecien la mentira, valoren y quieran la sinceridad y la verdad.¿Cómo padres que debemos hacer para transmitir y educar la sinceridad en los niños? La sinceridad, es expresarse con sencillez, claridad y veracidad. Es realmente muy importante transmitir este valor a los niños. Ellos deben aprender a decir siempre la verdad, sin miedo a decir algo que le ha pasado, siempre mostrando máximo respeto y sobretodo sin ofender ni hacer daño a los demás.La sinceridad es diferente según su edad:– De los 3 a los 9 años los niños realizan el aprendizaje de hábitos relacionados con la sinceridad con más facilidad.– El niño de 5 años se encuentra en el período sensitivo de la sinceridad, es decir, aprende a ser sincero a través de la imitación y de la observación.

– A los 6 años comienza a entender el valor moral de la verdad y puede esforzarse por conseguir adquirir este valor, aunque puede que en ciertas ocasiones le cueste llevarlo a cabo.

¿Cómo podemos enseñar a los niños a ser sinceros? ¿Qué debemos hacer?

Enseñar e inculcarles, este valor tan importante, el de la sinceridad, es básico y fundamental para que los niños puedan adquirir otros valores como son: franqueza, lealtad, honestidad, honradez, confianza, justicia, amistad y responsabilidad.

Es posible educar a los niños en la sinceridad e inculcarles la importancia de decir la verdad, ¿cómo?:

– En la edad infantil, es común tener un sentimiento confuso de la realidad con la imaginación, por lo tanto y de vital importancia, NUNCA debes de regañar o castigar al niño cuando sufre una confusión de ambos planos.

– Puede que el niño, tenga baja su autoestima y sienta falta de seguridad en sí mismo, eso puede conllevar a que tenga la falta de sinceridad puede. IMPORTANTE, debes reforzar la autoestima del niño.

– Si el niño miente por llamar la atención, debemos poner el foco en qué necesidades está teniendo el niño que no abordamos o por qué tiene esa sensación de falta de atención por nuestra parte.

– A veces, cuando el niño miente, es para evitar ser castigado. IMPORTANTE: debes crear un clima de confianza para que pueda abrirse y sincerarse sin miedo a represalias.

 

Pide hoy mismo tu clase de prueba gratuita en las escuelas Mugendo Tenerife



Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On Youtube