Blog Mugendo Tenerife

MUGENDO MARTIAL ARTS DESARROLLA TU FUERZA DE VOLUNTAD

La fuerza de voluntad es el impulso interno que nos lleva a vencer los obstáculos y a lograr nuestras metas. No es algo con lo que nacemos o dejamos de nacer. Podemos desarrollar y reforzar nuestra fuerza de voluntad si entendemos en qué consiste y por qué no la hemos fortalecido. Y en MUGENDO MARTIAL ARTS con nuestros programas para adultos y niños (Mugenkids) te vamos a ayudar a conseguirlo.


Sí, podemos desarrollar y fortalecer nuestra fuerza de voluntad, pero primero tenemos que entender su significado.
Es la capacidad (energía y conocimiento) que tenemos para controlar nuestros impulsos y nuestras conductas.
Para dirigir nuestros pasos hacia donde nosotros queremos. Tener voluntad es lograr llevar a cabo acciones claras, definidas y concretas, basadas en nuestros deseos y nuestras decisiones. Nadie carece completamente de esta capacidad, porque no podría sobrevivir. No podría encausar su vida, en ningún aspecto.


La fuerza de voluntad está íntimamente relacionada con los siguientes elementos:


-Nuestra motivación: Para estar motivados es importante que la meta sea importante para nosotros. Que sea nuestra meta y que sea realista, alcanzable. Está relacionada con darle valor a lo que hacemos. Con sentirnos entusiasmados y estar dispuestos a hacer el esfuerzo que se requiere. Es una actitud ante la vida.
En MUGENDO te ayudamos a adquirir una actitud positiva ante nuevos retos, aquí te animamos a marcarte nuevas metas, siempre realistas y alcanzables en tus entrenamientos, que después te motivaran en tu vida personal y profesional. Valoramos tu esfuerzo y te animamos a seguir adelante en todo lo que te propongas.

-Autoestima: Una autoestima alta ayuda a mantener la fuerza de voluntad. ¿Por qué? Porque si me siento capaz de hacer las cosas, las voy a hacer a pesar de las dificultades. Si no me devalúo cuando fallo, si no le temo a los errores y a los fracasos, éstos no me limitan.
¿Cómo podemos ganar una mayor autoestima en MUGENDO? Del aprendizaje de nuevas habilidades de forma gradual, práctica y fácil de aprender. De esta forma con un poco de compromiso y esfuerzo conseguiremos, de forma natural, un progreso constante. De esta manera a medida que vamos practicando MUGENDO fortalecemos nuestra autoestima. Recuerda: “Tú sí puedes”


-Tolerancia a la frustración: Tener fuerza de voluntad implica actuar. Y esto, significa esfuerzo, progreso y frustración. Si acepto la frustración como parte de la vida y aprendo a tolerarla y a manejarla, mi fuerza de voluntad no se debilita.


En MUGENDO te ayudamos a manejar la frustración. Ya que el aprender nuevas técnicas requiere el repetir varias veces el mismo ejercicio, concentración y control mental, para finalmente realizarlo correctamente. Y como todo lo que nos proponemos en nuestra vida diaria esto requiere esfuerzo para conseguir un progreso aunque a veces tengamos que luchar contra la frustración.


-Creencias respecto al cambio, éxito y fracaso: Nuestros pensamientos, ideas y creencias influyen en nuestras emociones y en nuestra conducta. Si estoy convencido de que no soy capaz de hacer ciertas cosas, ni siquiera voy a intentar hacerlas. Si creo que mis errores demuestran que soy un fracasado, ante la posibilidad de no tener éxito me justifico, diciendo que no tengo fuerza de voluntad. Pero nuestras creencias y estilo de pensamiento pueden estar equivocados y pueden ser cambiados.
¿Qué hacer?
Cuando sientes que te falla la fuerza de voluntad, pregúntate a qué crees que se debe: ¿Tal vez no estás motivado, porque no es algo que tú realmente deseas?; ¿Quizás consideras que no vale la pena el esfuerzo?; ¿Que el costo es mucho mayor que el beneficio?; ¿O crees que no vas a poder lograrlo? Si es así, ¿por qué lo crees?; ¿Piensas que no puedes soportar el malestar momentáneo que implica hacer el esfuerzo?; ¿Crees que si no lo logras, vas a ser criticado por los demás o por ti mismo?; ¿No sabes cómo hacerlo?
Analiza estas y otras posibles opciones y descubre la causa real que te está impidiendo realizar el esfuerzo necesario para lograr tus metas.
Con frecuencia, tenemos ciertas opiniones y criterios equivocados y un estilo de pensamiento parcialmente incorrecto, que nos impiden lograr nuestras metas y mejorar nuestra calidad de vida.

 


Pero estos obstáculos tienen solución. Podemos vencerlos: Adopta una actitud positiva; Confía en que sí puedes lograr lo que te propongas. Sólo tienes que aprender a vencer dichos obstáculos; No te regañes por lo que no has hecho; No busques ejemplos que demuestren que, como no lo has logrado en el pasado, no lo vas a lograr en el presente o en el futuro; Recuerda que tu conducta es resultado de lo que has aprendido. Y todo aprendizaje puede ser substituido por uno nuevo; No confundas la fuerza de voluntad con el sacrificio y el sufrimiento que piensas que ésta implica; Para aprender una conducta o un nuevo hábito, tenemos que practicar, equivocarnos, corregir los errores y seguir practicando; Todos tenemos facilidad para hacer algunas cosas y dificultad para otras. Lo importante no es hacer sólo lo fácil; Lo verdaderamente importante, es hacer lo que necesitamos para estar mejor; Las cosas son difíciles cuando no sabemos hacerlas y se vuelven fáciles cuando aprendemos a realizarlas.

Fuente: http://www.mugendo.es/Noticia.aspx?id=80&return_url=/Noticias.aspx

 

Pide hoy mismo tu clase de prueba gratuita en las escuelas Mugendo Tenerife

20/02/2016



Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On Youtube