Blog Mugendo Tenerife

Más fruta entera menos zumo

03/05/2017

Un zumo recién exprimido es un indiscutible placer para el paladar. Sin embargo, tomar zumos a menudo, sobre todo si ello desplaza al consumo de fruta fresca, o a la ingesta de agua, no es recomendable.

En España, como en otros países, se toma mucho zumo, y cada vez más. En 2008, el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino indicó que durante el año 2006 cada español tomó unos 21 litros de zumo al año. Sin embargo, en 1987 la ingesta era casi cuatro veces menor: 6 litros por persona y año. En la actualidad, el consumo de zumos de frutas desplaza al agua como bebida habitual. Algo nada recomendable.

No se puede considerar una ración de zumo de frutas como equivalente a una ración de fruta los zumos no presentan los mismos efectos fisiológicos que la fruta entera. Un ejemplo es su efecto sobre los mecanismos de la saciedad: los zumos de fruta sacian menos que la fruta entera (masticada), aunque el zumo sea recién exprimido. Además al hacer zumos de frutas, se elimina su pulpa y su pectina, dejando únicamente a la fructosa como componente principal de la preparación, lo que eleva el índice glucémico de la bebida.

Por otro lado, el consumir fruta entera nos aporta mucha más fibra y numerosas vitaminas que sólo se pueden encontrar en la pulpa y en la piel del alimento. Cuando nos limitamos a ingerir frutas solo en jugo, perdemos su carne, su fibra y los antioxidantes, que son indispensables para nuestra salud.

Los adultos podríamos llegar a engordar 5 kg al año si tomamos dos vasos de zumo de naranja (casero o 100%) al día y mantenemos estable nuestra ingesta habitual y nuestros hábitos de ejercicio .

No hay que abusar de los zumos…aunque sean caseros, porque beber un zumo en vez de agua durante las comidas se asocia a un menor consumo (oxidación) de las grasas ingeridas.

Se aconseja limitar la ingesta de zumo a un máximo de un vaso pequeño al día, tomar agua en vez de zumos de frutas se asocia con una menor ganancia de peso a largo plazo , y que un consumo frecuente de zumos se asocia con más riesgo de padecer diabetes tipo 2.

Si bien es cierto que los zumos contribuyen a nuestra ingesta de vitamina C, no es menos cierto que las recomendaciones de ingesta de dicha vitamina se pueden cubrir fácilmente con una dieta saludable y que la ingesta de vitamina C en la población española es “adecuada”

No dejes de complementar con una buena actividad física, como las que te ofrecemos en las escuelas Mugendo.

Pide hoy mismo tu clase de prueba gratuita en las escuelas Mugendo Tenerife



Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On Youtube