Blog Mugendo Tenerife

Cuidados para tus protecciones MUGENDO

IMG_3794

Las protecciones sufren mucho desgaste en su vida útil y se cubren, literalmente, de sudor y lágrimas ocasionales. Si no mantienes las protecciones limpias, desarrollarán un fuerte olor desagradable. Es más, tus protecciones pueden acumular bacterias que pueden causar infecciones y ponerte en peligro a ti y a tu oponente.

Además, las protecciones, como todos los equipos deportivos, tienden a quedar sudados después de un entrenamiento duro. Con el tiempo, si no son debidamente atendidas, el sudor se seca y comienza a desarrollar cierto olor, haciendo que sean casi insoportables de usar y se empiecen a romper.

¿Cómo evitar que tus protecciones se deterioren?

  • Evita meterlas en tu mochila de Mugendo. Éste es un lugar muy apropiado para que las bacterias crezcan y se reproduzcan.
  • Mantén tus vendas limpias para ponerte los guantes. Esto es esencial. Déjalas secar completamente después de usarlas, porque los gérmenes necesitan de la humedad para sobrevivir.
  • Deja secar tus protecciones en una terraza o simplemente fuera de la mochila, también se puede utilizar el aire frío de un secador o ventilador para secarlas antes.

 

*Los guantes los podemos llevar en la mano o en una bolsa de plástico aparte hasta que llegues a casa, donde puedas colgarlos en un lugar apropiado.

 

¿Cómo puedo limpiar mis protecciones?

Las protecciones que desprenden un fuerte olor suelen estar sucias por dentro y por fuera.

– El exterior de las protecciones pueden cubrirse con cualquier tipo de sustancias, ya sea la sangre, el sudor o el polvo. Una toallita es generalmente la mejor manera de limpiar el exterior, ya que no sólo eliminarán los residuos, sino que también matan los gérmenes y bacterias que pueden causar malos olores. Otra opción, es usar un spray antibacteriano, como por ejemplo, un desodorante antitranspirante para los pies.

– El uso de vendas mientras boxeas, estas absorberán la mayor parte del sudor que sale de tus manos, evitando que se acumule en el interior del guante.

-Hay otra posibilidad de cuidar nuestros guantes que es con un secador de guantes, así los guantes quedan abiertos y se airean mejor (lo podemos encontrar en cualquier tienda de deporte que vendan artículos para artes marciales).

secador de guantes

-Un remedio casero es echar polvos de talco dentro de un calcetín, y este a su vez, meterlo dentro del guante. Esto nos asegura un buen olor y al mismo tiempo, absorbe la humedad del mismo.

Limpieza de tu bucal.

Los protectores bucales son susceptibles al crecimiento de bacterias y se debe limpiar de forma regular para prevenir la irritación y la infección de tu boca.

Instrucciones:

-Enjuáguese antes y después de cada utilización, cepíllese con pasta dentífrica o con un enjuague bucal, el mismo que usas para limpiar tu boca. Limpie el protector bucal con agua fría.

-Guarde el protector en un contenedor resistente que tenga ventilación, ya que la circulación de aire reducirá la probabilidad de crecimiento de bacterias.

-No deje nunca el bucal al sol o en agua caliente, ya que puede hacer que los protectores alteren su forma o se rompan.

-Compruebe si está desgastado o roto a fin de sustituirlo.

TRUCO: Cómo poner las protecciones para ahorrar espacio

Es tan fácil como poner los guantes de forma asimétrica dentro del casco. Luego, coges las espinilleras y metes una por cada lado en la parte que te cubre las orejas, quedando todo como un armazón. Los botines se colocan de la misma forma que los guantes. Las vendas puedes ponerlas dentro de los guantes o en los botines. El bucal lo introducimos dentro de los botines para que no ocupe espacio y la coquilla (si eres chico) o el peto (si eres chica) lo ponemos encima del casco de forma que encaje. ¡Ya tenemos las protecciones listas para meterlas en cualquier sitio…!



Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On Youtube