Blog Mugendo Tenerife

CONSEJOS PARA COMER MÁS SANO. 2

30/09/2017

Después de ver cómo cuidarse un poco más con lo que comemos en un post anterior.  Aquí te dejamos 10 consejos más para ayudarte a mejorar tu alimentación.

 

 

1. Come algo de proteína en los tentempiés entre horas. Los alimentos proteicos como el pescado, carne magra, huevos, lácteos, soja, frutos secos, etc., no sólo te ayudan a ganar masa muscular, también son saciantes y evitan que te entre el “gusanillo” después de comerlos.

2. Lleva a mano un puñado de frutos secos cada día. Son una bomba de energía natural, con un alto aporte calórico en forma de grasas, pero no debes temerlos. Está demostrado que las personas que toman nueces, almendras, avellanas, etc., naturales y sin tostar o salar, no sólo no engordan y van al baño con regularidad, también tienen mejores niveles de colesterol y triglicéridos en la sangre, menor riesgo de diabetes y enfermedades degenerativas y hasta están de mejor humor. Son un alimento muy completo porque aportan proteínas, grasas e hidratos junto a folatos y fibra.

3. Un pomelo al día. Mejor por la mañana en ayunas o justo antes de irte a dormir. Es una fruta antioxidante que retrasa el envejecimiento celular, regula la glucosa, el colesterol y los lípidos en sangre y aumenta las defensas. Para los deportistas el pomelo es una fruta hidratante por su contenido en agua, potasio y otros minerales perdidos en el sudor. El zumo diluido en agua es una buena bebida para hidratarse, antes, durante y después. Además el pomelo parece actuar sobre las células grasas favoreciendo la lipolisis o eliminación de las grasas y reduciendo los niveles de insulina en sangre. También es una fruta que ayuda a eliminar los líquidos retenidos y mejora el aspecto de la celulitis.

4. Lentejas para llegar a viejas. Las personas con sobrepeso que se ponen a dieta y toman lentejas casi todos los días pierden más kilos de peso al mes que las que no comen lentejas. Parece que el aminoácido leucina que contienen es el responsable de incrementar la quema de grasas y además son tan ricas en fibra saciante que evitan la sensación de hambre en las dietas para perder peso.

5. Desayuna todos los días. Demostrado, las personas que se saltan el desayuno comen una media de 100 calorías más al día. Si además eres una persona activa y deportista, saltarte el desayuno no sólo te hará comer más a lo largo del día, también disminuirá tu rendimiento deportivo y quemarás menos calorías por hora por la falta de energía y motivación.

6. Deja pasar 3 horas entre cada comida. Ni más ni menos, aunque cada persona es diferente, y es una media de tiempo entre comidas, adapta tus costumbres para comer cada 2 a 4 horas. Así aseguras que la tasa metabólica se mantiene constante y no hay fluctuaciones de glucosa en la sangre, reduces el riesgo de síndrome metabólico, diabetes. También cuidas tu salud digestiva, evitando gases, flatulencias, estreñimiento, diarrea, úlcera, etc.

7. Pescado todos los días. Incluye una ración de pescado en alguna de las 5 comidas principales. Es un alimento muy completo y saludable, aporta yodo, proteínas, vitamina D, potasio, fósforo y ácidos grasos omega 3, especialmente los pescados azules. En conjunto te ayuda a evitar la pérdida de masa muscular que aparece a partir de los 30 años, mantiene tus articulaciones y arterias elásticas y previene la aparición de enfermedades degenerativas como Alzheimer, así como enfermedades psicológicas como depresión. Evita el pescado enlatado que es rico en sal, o los ahumados que contienen sustancias tóxicas del humo o los pescados de gran tamaño que pueden acumular metales pesados como el mercurio que contamina los mares. Escoge pescado fresco o congelado para hacer a la plancha, al horno o al vapor.

8. Un yogur para picotear. El aporte de calcio es un estimulante natural para quemar grasas y la proteína láctea te ayuda a saciarte entre horas. Si escoges yogures de ganadería ecológica o hechos a base de leche de vaca de pastos naturales que contiene más cantidad de ácido linoleico conjugado (CLA) que ayuda a eliminar la grasa extra en las personas con sobrepeso.

9. Reduce el consumo de sal. No sólo debes controlar el abuso del salero en la mesa, también has de tener en cuenta que la mayoría de los alimentos que tomas cada día tienen un exceso de sal o de sodio. El sodio de la sal está relacionado con la aparición de problemas en la mayoría de los órganos y sistemas: corazón y circulatorio, riñones, hígado, huesos, articulaciones. No sólo es un problema para la tensión arterial, el exceso de sal está asociado a enfermedades inflamatorias e incluso deshidratación celular. Los deportistas perdemos sales en el sudor, pero es difícil deshidratarse con lo que comes cada día. Sala con moderación y escoge sal de hierbas o sal de yodada, porque esta última es una fuente de yodo para la glándula tiroides, responsable del metabolismo.

10. Come grasas buenas para quemar la grasa que te sobra. Las grasas son nutrientes esenciales y sin ellas no podemos sobrevivir. Hay que aprender a escoger grasas sanas cada día. El aceite de oliva, los huevos, el aguacate, el jamón serrano y el ibérico, la carne de cerdo, etc., son fuentes de ácidos grasos monoinsaturados que protegen el corazón y las arterias y te ayudan a mantener el peso. Evita los alimentos ricos en grasas saturadas animales como las vísceras, embutidos grasos, tocino, beicon, panceta, cortezas de cerdo, etc.

 

Recuerda que en nuestros centros disponemos de todo tipo de suplementos para cubrir tus necesidades, y servicio de nutricionista personalizado.

 

Pide hoy mismo tu clase de prueba gratuita en las escuelas Mugendo Tenerife

 

 



Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On Youtube